El IVA de los alquileres durante el estado de alarma por en COVID 19

EFECTOS DE LA NEGOCIACIÓN DEL PRECIO DEL ALQUILER EN EL IVA EL IVA de los alquileres es un tributo que se devenga cuando la renta resulta exigible: Es decir el día del mes en que contractualmente debe pagarse la renta, y ello con independencia que sea pagada o no, y esta obligación de devengo y su correspondiente ingreso en la AEAT, deberá producirse, salvo que previamente a su vencimiento se haya suspendido o cancelado la relación arrendaticia.

Si por el contrario se ha reducido la renta por acuerdo entre las partes, la repercusión de del IVA será sobre la parte acordada (cuya aclaración convendrá realizar para evitar inspecciones posteriores).

La negociación que se lleve a cabo entre arrendador y arrendatario, tiene mucha importancia para la tributación del IVA: SI SE ACUERDA UN APLAZAMIENTO DEL PAGO a meses posteriores el IVA deberá ingresarse íntegro en ESTE momento (pues el IVA se genera por el momento del DEVENGO, que no tiene que coincidir necdesariamente con el de PAGO).

Si por el contrario se acuerda MODIFICAR LA FECHA DE EXIGIBILIDAD, por el cierre temporal del local, el IVA solo se devengará la renta y el IVA cuando esa fecha llegue.

Si ya se ha devengado el IVA y con posterioridad se alcanza un acuerdo con efectos retroactivos de la renta de meses anteriores, o bien no se cobra la renta por impago del arrendatario, habrá de procederse a emitir la correspondiente factura rectificativa