Introducción a las ayudas acordadas para paliar los efectos del Covid-19

Todas las medidas y disposiciones legales que llevamos desde el estado de alarma decretado en fecha 14 de marzo de 2020, tiene una justificación especial y una duración limitada en el tiempo hasta la terminación del estado de ALARMA o un periodo más o menos limitado en el tiempo tras su levantamiento.

El BOE de 11 de marzo de 2020 en los artículos 2 y 3 de la orden TMA 336/2020 recoge un plan de ayuda social de ayuda habitacional, para personas en “situación de vulnerabilidad” mediante a ayudas al alquiler con una duración de SEIS MESES, de manera que aquellas personas que estén alquiladas y lo acrediten, podrán disfrutar de una ayuda mensual durante seis meses con un límite máximo de 5.400€, a pesar de la DESAFORTUNADA redacción que otorga una ayuda mensual de 900€ Y hasta el 100% de la renta, Destaco la “Y” en mayúscula, porque no dice “o”, sino que expresamente dice “Y” y lo repite alguna vez más.Es decir esta norma pretende mantener el arrendamiento, sufragar los costes por situación de vulnerabilidad y que no repercuta sobre el siguiente eslabón del mercado que son los caseros, cuyos ingresos en muchos casos dependen exclusivamente de la renta locativa.Hasta ahí todo bien, y salvo la “Y” citada, razonable.

Pero sorprendentemente, aquí nos han colado una regulación “pro ocupa” por CINCO AÑOS y aclaro que esto no tiene nada que ver con el COVID-19, (salvo que se prevea una duración de cinco años) pero lo han colado “de rondón”.

Todo esto viene detallado en el artículo 4 de la orden TMA 336/2020, firmado por Julio Ábalos, cuyo detalle resumo seguidamente:1º.- Son destinatarios i) las víctimas de violencia de género, ii) los desahuciados, iii) otras personas vulnerables y iv) “personas sin hogar”Ya no hace falta que estén alquilados previamente2º.- Son beneficiarios, además de las personas citadas y “por su cuenta” las empresas públicas “las entidades colaborativas o similares cuyo objeto sea dotar de una solución habitacional a aquellas personas”. Es decir los denominados “chiriguitos” de ocupas y del observatorio del derecho a la vivienda del programa del partido de Pablo Iglesias.3º.- La solución habitacional, también con una redacción muy estudiada mete en un saco (art. 4 apartado 3) los pisos que pondrán a disposición de las personas vulnerables, las propias CCAA y a renglón seguido nos vuelve a colar que “si no hay viviendas para poner a disposición de esas personas la ayuda se podrá aplicar sobre cualquier vivienda susceptible de ser ocupada” por las personas beneficiarias, en los mismos regímenes (no olvidemos que el apartado 2 de este artículo legitima a las entidades colaborativas o similares para dotar de esas viviendas a los beneficiarios).4º.-Las ayudas serán de hasta 600€ (extensible hasta 900€) al mes Y hasta el 100% de la renta, o precio de la ocupación establecido, más 200€ al mes para gastos/comunidad, servicios..), con el límite del 100% de los mismos, (salvo error de lectura son mayores las ayudas a los ocupas que a los inquilinos, (900€+100%+ 200€ es superior a la ayuda al alquiler del art. 2 de la Orden Ministerial))5º.- Por cinco años.

Y la ayuda habitacional (entrega de la casa y del dinero) la podrá realizar “esas entidades” a que nos referíamos en el punto 2º de forma inmediata y directa, con la simple condición de acreditar estar incluidos en el punto 1º.6º.-Además se modifican el Real Decreto 106/2018 que regula el plan estatal de vivienda 2018-2021 de manera que se otorgan a las denominadas “entidades del tercer sector sin ánimo de lucro”, el derecho a financiarse, beneficiarse de ayudas públicas y disfrutar de mayores subvenciones que los propios promotores, incluso se les exime de licencias y certificados.

EN RESUMEN que aprovechando el COVID19 y regular las ayudas al alquiler por SEIS MESES, han metido la LEGALIZACIÓN DE LA OCUPACIÓN institucionalizada a través de entidades del TERCER SECTOR (chiringuitos), y además han modificado los planes y ayudas de financiación para que esas entidades puedan dotarse de viviendas, para ceder en ocupación, incluso las de los particulares susceptibles de ser ocupadas.

Este artículo es de constatación de hechos, las interpretaciones quedan a la libertad del lector.