El paro, Rumanía y Bulgaria y el acogimiento al programa de Retorno Voluntario

En el año 2014 los datos indicaban que la comunidad extranjera más numerosa en territorio nacional era la rumana, con más de 900.000 personas censadas y, por consiguiente, también una de las que más paro sufre (38%).

Siendo esta circunstancia, el paro, un problema generalizado a todos los niveles, tanto para nacionales como extranjeros, el Estado desarrolló un programa denominado de Retorno Voluntario, con el cual se ha pretendido evitar que inmigrantes sin trabajo y que perciben una prestación por desempleo queden bloqueados por mor de tal situación, cuando en España existe una tasa de paro muy superior a la de sus países de origen.

El programa consiste en que los ciudadanos extranjeros residentes en España, que estén cobrando una prestación por desempleo, puedan percibirla en un pago único y retornar a su país, eso sí, con el compromiso de no regresar en 3 años a España.

Pero existe un problema para los trabajadores de nacionalidad rumana y búlgara, quienes hasta el año 2014, en España, habían recibido un trato diferenciado al resto de nacionales de Estados miembros de la Unión Europea, no siéndoles de aplicación la libertad de circulación de los trabajadores y a los que ahora, consecuencia de la concesión de dicha libertad de circulación, no pueden acogerse a este programa porque el compromiso de no regresar a España en 3 años chocaría frontalmente con sus derechos, puesto que no se les puede impedir volver a España a trabajar.

Así, el hecho de que los trabajadores de Rumanía y Bulgaria que perciben la prestación de desempleo no puedan acogerse a dicho programa, está provocando desplazamientos a otros países miembros para buscar empleo mientras se percibe la prestación por desempleo española, lo que no resulta muy aconsejable, habida cuenta que el Servicio de Empleo Público Estatal ha establecido un cruce de datos con el control de pasaportes, tratando de evitar la consumación de dicho fraude, puesto que el paro, tanto en su modalidad de prestación contributiva como subsidio por desempleo, sólo puede ser exportado durante 3 o 6 meses.