Guardia y custodia a favor de un pariente

Legitimación de los parientes para ostentar la guarda y custodia de los menores, frente a un padre biológico.

El Tribunal supremo acaba de pronunciar una sentencia en la que dota de legitimación activa a un pariente de una menor, (en este caso una tía paterna), para reclamar y ostentar la patria potestad de su sobrina ante el fallecimiento de la madre, y en concurrencia con el padre que ostenta la patria potestad (que carece de capacidad para atender adecuadamente a la menor, por cuestiones de edad, cargas laborales y familiares).

Tras dos resoluciones contradictorias, en la Instancia y en la Sala de apelación, el Tribunal Supremo ha concluido que cuando concurre el supuesto que la pariente (tía paterna) ha estado ejerciendo anteriormente como “guardadora de hecho” de la menor, (por la enfermedad de su madre, hasta su muerte) esta circunstancia dota de legitimación a la misma para desplegar esta solicitud “como guardadora de hecho y del interés de la menor”, por lo que primando el interés del menor, valora la sentencia que lo esencial es el desarrollo integral del menor, y fija un régimen de visitas progresivo para el padre, dirigido a la plena adaptación de la hija al entorno paterno, en aras de poder acordar el reintegro de la custodia al padre.

El Tribunal Supremo eleva a categoría de legitimación activa “al guardador de hecho y del interés del menor”, para la integración que le proteja, frente a la condición de padre biológico, si esta situación puede dañar al menor.