La corrupción determina la posible disolución de la FIFA

El escándalo destapado en fechas recientes referido a sobornos y cobros presuntamente ilegales recibidos por miembros de la FIFA, realizados por agentes extranjeros, tal vez funcionarios, puede representar la muerte civil de la FIFA.

La legislación internacional es especialmente dura con estos casos de corrupción, concretamente el artículo 18 de la US estadounidense, así como el convenio de la OCDE contra prácticas corruptas, y la Bribery Act británica, que llega a perseguir y sancionar a empresas no nacionales siempre que desarrolle todo o parte de su negocio en el Reino Unido y además no cuente con un sistema eficaz de control de cumplimiento normativo (compliance).

Los efectos del escándalo destapado además de las inevitables consecuencias judiciales, implica un descrédito tal de la FIFA en el mercado americano, que sus efectos perniciosos se extenderán a todo el mundo.

Mira aquí el pliego de cargos de los directivos de la FIFA.