Las vacaciones en el primer año de contrato

El Estatuto de los Trabajadores (E.T.) establece el descanso mínimo anual en las relaciones laborales.

De su redacción y texto (ar.t 38) se extraen dos evidencias: Las vacaciones durarán 30 días por un año natural entero de trabajo: Es decir por un año de trabajo 30 días de vacaciones; y 30 días de vacaciones en el año.

Las dudas son pocas: Si trabajas menos de un año, tendrás derecho a la parte proporcional de días.

La práctica es bastante unánime: Ningún trabajador lleva trabajado un año natural cuando disfruta sus vacaciones (anuales) en verano, pero suele disfrutar los 30 días (ahora se está extendiendo el reparto de vacaciones en dos o tres periodos).

Extrapolando esta situación, habitual, los trabajadores incorporados en el año de disfrute de las vacaciones, deberán ver prorrateadas sus vacaciones con referencia al año natural entero, no al periodo que llevan trabajado, (salvo disposición en otro sentido del convenio colectivo aplicable, como veremos más adelante) pues caso contrario, previo al cierre del ejercicio natural, deberán disfrutar del periodo que les reste por cumplir el periodo determinado en el artículo 38 ET, y ello podría alterar la programación empresarial de la plantilla (piénsese en aquellas empresas cuya mayor actividad se corresponde con los meses de final de ejercicio: Comercio; hostelería, calefacción).

Para ello hay dos soluciones: contemplar el supuesto en el convenio colectivo, para regular esa situación o, a falta de acuerdo, someterlo a criterio del Juzgado de lo social.

MOMENTO DE INTERVENCION JUDICIAL:

Podrá presentarse demanda judicial en el plazo de 20 días desde que la empresa y los trabajadores, o sus representantes, han fijado el periodo de vacaciones; o en caso de no haberse fijado, en el plazo de los dos meses anteriores al periodo de disfrute.

Pasados esos plazos la acción caducará.

Situaciones especiales: Disfrutar las vacaciones fuera del año natural se contempla en la Ley como una excepción contemplada en el art. 38 ET, exclusivamente para los supuestos que por causa de incapacidad laboral transitoria al terminar la misma (la incapacidad) proceda el disfrute de vacaciones “aunque haya terminado el año natural a que correspondan” (Art. 38.3 E.T.).

No obstante algunos convenios colectivos como el de industrias del metal de la CAM, establece una situación especial que tiene como consecuencia el disfrute de vacaciones fuera del año natural: Dice el convenio que Los trabajadores y trabajadoras que en la fecha determinada para el disfrute de las vacaciones no hubieran completado un año efectivo en la plantilla de la empresa, disfrutarán de un número de días proporcionales al tiempo de servicios prestados. Esto implica que los días no disfrutados, en verano (periodo habitual de vacaciones), ya no se disfrutarán, hasta el año natural siguiente.