Revisión de las rentas de los arrendamientos Urbanos

En los contratos de Alquiler deberá incluirse expresamente la revisión de las rentas y el criterio de revisión pues desde la entrada en vigor de las Ley 2/2015, de 30 de marzo, de desindexación de la economía española, y según dispone la disposición transitoria de la referida Ley, para los contratos de arrendamiento firmados a partir de su entrada en vigor (31 de marzo de 2015) será aplicable lo contemplado en la Disposición final primera de Modificación de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos que modifica el apartado 1 del artículo 18 queda redactado con la siguiente redacción:

«1. Durante la vigencia del contrato, la renta solo podrá ser revisada por el arrendador o el arrendatario en la fecha en que se cumpla cada año de vigencia del contrato, en los términos pactados por las partes. En defecto de pacto expreso, no se aplicará revisión de rentas a los contratos.

En caso de pacto expreso entre las partes sobre algún mecanismo de revisión de valores monetarios que no detalle el índice o metodología de referencia, la renta se revisará para cada anualidad por referencia a la variación anual del Índice de Garantía de Competitividad a fecha de cada revisión, tomando como mes de referencia para la revisión el que corresponda al último índice que estuviera publicado en la fecha de revisión del contrato».

Igual ocurre con las rentas de las viviendas de protección oficial, en las que no se aplicará revisión salvo pacto explicito.